28 Dec 2021

ARU quiere que quienes tributan Imeba también puedan acceder a la Ley de Inversiones

Los cambios en la reglamentación de la Ley de Inversiones (Nº 16.906) que se dieron a partir de la implementación del decreto 268/20 (vigente desde el 7 de octubre de 2020), tuvieron un fuerte impacto en la cantidad de proyectos presentados, así como en el monto de inversión de estos, dice el Anuario de Opypa, en un capítulo sobre Temas de Política denominado Avances en el régimen de Promoción de Inversiones, elaborado por Lucía Salgado y Noelia Rivas.

Sin embargo, desde el sector consideran que es una herramienta que está limitada en su uso en el agro, dado que solo la pueden utilizar quienes tributan Irae —una baja proporción de los productores agropecuarios—, ya que la mayoría tributa Imeba.

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Gonzalo Valdés, en el programa Gente de Campo, en Canal 12, dijo el fin de semana que el régimen de promoción de inversiones es “una herramienta fantástica”, pero que “está limitada a quienes tributan por Irae, cuando la generalidad de los productores va por Imeba y, por lo tanto, no tienen acceso al Comap”. Agregó que “sería bueno que los que tributan Imeba también puedan” utilizar esta herramienta, que son productores más chicos.

El trabajo de Opypa dice que el objetivo principal del cambio en la reglamentación fue contrarrestar los efectos del descenso en la actividad económica, producto de la crisis sanitaria provocada por el COVID19.

El estímulo a las inversiones se basó, entre otras cosas, en llevar el tope a exonerar del Irae por año al 90% del impuesto a pagar y el plazo mínimo de aprovechamiento del mismo a cuatro años, así como promover la generación de empleo, otorgándole mayores beneficios a aquellas empresas que utilicen este indicador.

A pesar del descenso en la actividad económica producto del COVID19, a partir del año 2020 el número de proyectos ingresados, así como el monto total de las inversiones, cambió su tendencia decreciente, lo cual en buena medida es adjudicado a la nueva reglamentación vigente desde octubre de 2020.

La mayor variación en el número de proyectos ingresados se observa en el sector agropecuario, mientras que el mayor incremento en el monto se dio en aquellos proyectos ingresados para ser evaluados por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), siendo seguido por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Desde la implementación del decreto 268/2020 a la fecha ingresaron para ser evaluados por el MGAP un total de 613 proyectos, por un monto de US$ 281,59 millones.

Dentro de la matriz de indicadores, el incremento en la generación de empleo fue usado en 215 proyectos (35% del total), equivalente a un monto de inversión de US$ 140,68 millones (50% del total). El compromiso asumido por las empresas es incrementar 745 puestos de trabajo en un periodo de 3 años.

A nivel del sector agropecuario el mayor monto de las inversiones presentadas está relacionado con proyectos de gestión del agua (reservorios, conducción, utilización en riego y suministro a animales), los cuales también puntúan por el indicador Tecnologías limpias.

 

Facebook Google Plus Twitter LinkedIn

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…