02 Sep 2021

Queratoconjuntivitis Infecciosa Bovina: nuevos desafíos de una enfermedad conocida

La Queratoconjuntivitis Infecciosa Bovina (QIB) es una enfermedad infectocontagiosa de etiología multifactorial, que, si bien es más frecuente en terneros, puede manifestarse clínicamente en todas las categorías de bovinos de razas lecheras como carniceras, así como también en otras especies como los ovinos.

La enfermedad afecta el sistema ocular y sus principales signos clínicos son conjuntivitis, edema, opacidad corneal y úlceras, que se manifiestan con la formación de una “nube” blanca amarillenta que puede ocupar desde pocos milímetros hasta toda la superficie ocular, y pueden presentarse cuadros muy infecciosos que en un mes pueden afectar hasta un 80% del rodeo.

Un estudio publicado en el Journal of Dairy Science (A.Seid, 2019), describe que las pérdidas en Estados Unidos se estiman en US$ 150 millones como resultado de la falta de apetito y las mermas en las ganancias de peso de los animales afectados que padecen dolor ocular y discapacidad visual asociado a una pérdida de productividad, costo de tratamientos y tiempo invertido. Las pérdidas anuales por animal afectado pueden alcanzar un valor de entre US$ 25 y US$ 50.

El principal agente causal de la enfermad es una bacteria llamada Moraxella bovis (O’Connor et al., 2012; Rochedo, 2003). Aunque también se ha observado la participación de otros agentes de la misma familia bacteriana como Moraxella bovoculi y Moraxella ovis (Kowalski, 2017; Alexander, 2010; Blood et al, 1992, F.Libardoni & C.F. Sherer, 2012) como causantes de esta enfermedad.

En un trabajo publicado en las Jornadas de Buiatría de Uruguay en 2008, Sosa y Zunino demostraron por primera vez en Uruguay la presencia de M. bovoculi como agente etiológico de la enfermedad.

La importancia de M. bovoculi radica en que crece con facilidad en los ojos dañados. Este punto es muy importante a la hora de desarrollar programas preventivos vacunales, ya que se necesitan vacunas con diferentes especies de Moraxela para prevenir la enfermedad y evitar su propagación.

Los factores que predisponen al desarrollo la QIB incluyen tiempo prolongado de exposición de la córnea a la luz solar (estacionalidad en primavera y verano), presencia de moscas, irritantes mecánicos (como pastos largos y secos) y traumas físicos que pueden ayudar a la penetración del patógeno en la córnea.

La transmisión puede ocurrir por contacto directo o por transferencia mecánica de estos agentes. Es una enfermedad altamente contagiosa entre los bovinos de corta edad y los terneros infectados son la principal fuente de contagio para todo el rebaño.

Es importante reforzar la importancia de las moscas en la transmisión de la QIB, ya que se ha demostrado una alta correlación entre los aislamientos y el número de moscas presentes. Cabe remarcar que la permanencia de Moraxella en el ambiente es de pocas horas, sin embargo, en las moscas puede ser viable hasta 4 días (Blood et al, 1992).

Experiencia a campo en Uruguay

Para determinar la variedad etiológica durante un brote de QIB, se determinó realizar un estudio de caso en un predio ubicado en el paraje Molles de Quintero, en la ruta 4 en el departamento de Durazno, con el objetivo de confirmar el/los agentes bacterianos causantes de la enfermedad.

Para la realización de dicho estudio se recolectaron muestras de seis terneros clínicamente afectados (fig. 1, 2 y 3). Las muestras fueron remitidas al Laboratorio de Bacteriología (LABAC) de la Universidad Federal de Santa María (Rio Grande do Sul) para su procesamiento y posterior análisis con la técnica de PCR.

Como resultado, las seis muestras arrojaron resultado positivo a M. bovoculi.

 

Conclusiones

Se confirmó la presencia M. bovoculi como agente etiológico implicado en el origen de este brote de QIB en nuestro país. La implementación de planes vacunales como prevención de la enfermedad, con vacunas que contienen M. bovoculi en su composición, como Morak 5 (Laboratorios HIPRA, S.A.) es una valiosa herramienta para mejorar los resultados esperados en nuestros rodeos y evitar las pérdidas económicas ocasionadas por esta enfermedad.

 

Por: Agustín Ríos Rodríguez1, Leonardo Paiva Siqueira Borba1, Roger Guix Vallverdú2, Josefina Ferrari Forischi3. 1 Hipra Uruguay 2 Hipra corporativo 3Estancia Los Ceibos, Garvil SA.

Last modified on Thursday, 09 September 2021 02:16
Facebook Google Plus Twitter LinkedIn

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…